...

Defender lo que es de todos

La Fiscalía de Estado es el órgano constitucional encargado de la defensa judicial de la Provincia de Buenos Aires y del control de legalidad de los actos administrativos emanados del Poder Ejecutivo. Constituye una pieza esencial del sistema de tutela de los intereses patrimoniales del fisco y de vigilancia del regular funcionamiento de la actividad administrativa.

La tarea del Fiscal de Estado se remonta a la época colonial y su figura se fue definiendo a medida que avanzaba el proceso independentista del país a comienzos del siglo XIX. Es decir, se trata de una institución de hondo arraigo en el derecho público provincial que constituye un mecanismo idóneo para la protección de los intereses patrimoniales del Estado.

Se trata de uno de los órganos de contralor establecidos por la Constitución provincial; representa a la provincia en la defensa de su patrimonio, o mejor, del patrimonio de todos los ciudadanos bonaerenses. También puede impugnar, administrativa o judicialmente, medidas de gobierno que no se compadezcan con la legislación provincial y que comprometan bienes o intereses fiscales

Los organismos públicos existen para cumplir funciones al servicio de los ciudadanos en su conjunto. El respeto por esa tarea, implica el ejercicio de un orden legal, pero sobre todo ético y transparente.